De momento


En el lapso que envidiaba la fortaleza de esas aguas una vieja estrella vio caer, ráfaga violenta que suicidó su luminosidad sin ningún remordimiento. Momentos de silencio sintió abrazar mientras que unas gotas de sangre por su rostro empezaron a brotar, maldijo sus heridas que su debilidad vuelven a señalar. No puede esperar aunque sabe que ese llegará, entre paredes de nieblas el camino vuelve a retomar. Dirección correcta, templanza intacta, engaños que él sólo sabe hasta que el sol seque su sangre. Otra vez estandartes y piedras, entre barros y lunas pudo ver la furia de pasiones que logran cremar los suspiros de los guerreros. Infame mundo piensa, mientras imagina gitanas y hechiceras bailando sobre su fortuna. Nunca pudo desprenderse del recuerdo del lenguaje que oculta en su dialecto la corona, maldición de estos tiempos que empujan el andar de los débiles a regalar su aparente libertad. Quema en su mente esa imagen, no va a llegar a hacerlo, o eso es al menos lo que en su camino intentará.


1 comentario :

#ComentarEsParticipar