Al reposar

Como esas palabras, el repiquetear de esos tambores presiona su pecho paso tras paso. Cercana población de caras desesperanzadas por donde debe cruzar, siente un ahogado festejo en la plaza mayor y a pesar de sus dudas su curiosidad lo empuja a participar. Ve caras jóvenes decididas a enfrentarse a la inmadurez de ese tiempo, se emociona a pesar de que sabe que no lo pueden acompañar. No se los explica aun sabiendo que lo seguirán, a medianoche abandona el vino del baile y por la colina menos alta corre hasta desaparecer. Murmullos infantiles siente sobre sus hombros, no esta seguro de que sean  ellos aunque prefiere que así sea y no encontrarse con su propia voz. Nunca se dio vuelta, las vocecitas no callaron, y luego de reposar en un arroyo como miedos vencidos desaparecieron. Fortaleza de esas palabras que no olvidará, que no entenderá pero siempre va a buscar, en medio del sueño sorpresivo la ve llegar y sin húmedas palabras la corona se imagina besar. Pobre héroe peregrino sólo bajo la sombra de sus pupilas imagina a sus pies conquistar un reino que no lo espera llegar.


1 comentario :

#ComentarEsParticipar