Retratos



Fotografías de arena y mar, de aguas tranquilas con apasionadas olas blancas. Esa arena entre los dedos, tu sombra que se va. 

Un mar tranquilo, una tormenta para naufragar. Lidiar con el viento, refugiarse y armar un lugar para descansar. Entre las piedras recordarás, el caminar y descubrir esos desteñidos lugares nuevos. 

¿Cómo es el olvidar? ¿De que manera recordar cuando hay que hacerlo? 

En una avenida costera los cuerpos esperan un faro necesario para regresar. Pero un desgano hoy ajeno traslada el agua salada a la dulce del plata. 

La lluvia nubla el navegar a la isla de pasillos interminables, de cementerios antiguos, y rumores de otros tiempos.  Otra vez las piedras pintadas de rojo algarrobo, olores que alimentan las fotografías visuales, de un cuerpo quebrado, que sigue durmiendo sobre la arena de un mar sin amanecer.

Sobre las piedras de un río sin atardecer, y dentro de un oscura noche sin la estrella falsa para complacer.




No hay comentarios :

Publicar un comentario

#ComentarEsParticipar